// // //

Síndrome fatiga cronica - EM

Síndrome de fatiga crónica

 http://www.salud180.com/salud-a-z/enfermedades/sindrome-de-fatiga-cronica-0

Fuentes

Harvard Health Publications
Mark A. Graber, Matthew L. Lanternier. Manual medicina de familia. Cuarta edición. Ediciones Harcourt, 2002:324. 

 

El síndrome de fatiga crónica (SFC) también llamado en el pasado encefalomielitis miálgica, y para el que ahora se recomienda el nombre combinado de encefalopatía miálgica/síndrome de fatiga crónica (EM/SFC) es una enfermedad considera como una enfermedad neurológica grave y aparece en la lista americana de enfermedades infecciosas nuevas, recurrentes y resistentes a los medicamentos.

Este síndrome ocurre con mayor frecuencia en mujeres de 30 a 50 años.

Etiología (Causas y factores de riesgo)

Se desconoce la causa precisa del síndrome de fatiga crónica (SFC).

Algunos investigadores sospechan que podría ser causado por un virus, como el virus de Epstein-Barr (VEB) o el virus del herpes humano tipo 6 (HHV-6). Sin embargo, no se ha identificado ningún virus específico como la causa.

Los estudios sugieren que el síndrome de fatiga crónica podría ser causado por la inflamación a lo largo del sistema nervioso, y que esta inflamación podría ser una especie de proceso o respuesta inmunitaria.

También pueden jugar un papel otros factores como la edad, una enfermedad previa, el estrés, el medio ambiente o la genética.

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) describen el síndrome de fatiga crónica como un trastorno diferente con síntomas y signos físicos específicos, basándose en el descarte de otras causas posibles. Se desconoce el número de personas afectadas por este síndrome.

Manifestaciones clínicas (Signos y síntomas)

Puede afectar de manera progresiva al sistema inmunitario, el neurológico, el cardiovascular y el endocrino, y se caracteriza por causar una fatiga severa, febrícula o fiebre, sueño no reparador, intolerancia a la luz, al sonido y a los cambios de temperatura, dolor muscular y en las articulaciones, sensibilidades químicas múltiples, sensibilidad electromagnética y a otros factores ambientales, sensación de estado gripal permanente, faringitis crónica, pérdida sustancial de concentración y memoria, desorientación espacial, intolerancia al estrés emocional y a la actividad física, entre otras manifestaciones.

Los síntomas del síndrome de fatiga crónica son similares a los de la mayoría de las enfermedades virales más comunes (dolores musculares, dolor de cabeza y fatiga).

Éstos aparecen en cuestión de unas pocas horas o días y duran seis meses o más.

Los síntomas principales son:

• Fatiga o cansancio, nunca experimentado (inicio reciente), que dura al menos seis meses y que no se alivia con el reposo en cama.
• Fatiga tan intensa que limita las actividades.

Otros síntomas que permiten sospechar, incluyen:

• Fatiga que dura más de 24 horas después de realizar una cantidad de ejercicio que normalmente sería tolerado sin problema.
• No sentirse descansado después de haber dormido suficiente tiempo
• Falta de memoria u otros síntomas similares que incluyen dificultad para concentrarse, confusión o irritabilidad
• Dolores de cabeza de calidad, gravedad y patrón diferentes de los anteriores
• Dolor en las articulaciones, que muchas veces pasa de una articulación a otra (artralgias migratorias), sin edema ni enrojecimiento de las articulaciones
• Sensibilidad en los ganglios linfáticos del cuello o la axila
• Fiebre leve (101° F [38.3° C] o menos)
• Dolores musculares (mialgias)
• Debilidad muscular en todo el cuerpo o en distintas partes, que no es causada por ningún trastorno conocido
• Dolor de garganta

Consulte a su médico si experimenta fatiga intensa y persistente, con o sin otros síntomas de este trastorno. Otros trastornos más graves pueden provocar síntomas similares y se deben descartar.

Diagnóstico (Pruebas y exámenes)

El síndrome de fatiga crónica se diagnostica después de que el médico descarta otras posibles causas de fatiga, como por ejemplo:

• Farmacodependencia
• Trastornos autoinmunitarios o inmunitarios
• Infecciones
• Enfermedades musculares o neurológicas (como esclerosis múltiple)
• Enfermedades endocrinas (como hipotiroidismo)
• Otras enfermedades (como cardiopatías, nefropatías o hepatopatías)
• Enfermedades psiquiátricas o psicológicas, particularmente depresión
• Tumores

El examen físico puede mostrar:

• Fiebre
• Inflamación de los ganglios linfáticos
• Sensibilidad de los ganglios linfáticos
• Enrojecimiento en la garganta sin secreciones ni pus

Un diagnóstico del síndrome de fatiga crónica debe incluir:

• Ausencia de otras causas de fatiga crónica (excepto depresión)
• Al menos 4 de los otros síntomas mencionados
• Fatiga extrema y prolongada

No existen pruebas específicas para confirmar el diagnóstico de síndrome de fatiga crónica, aunque por lo general se realizan varios estudios diferentes para excluir otras causas posibles de los síntomas.

Ha habido informes de pacientes con síndrome de fatiga crónica que dan positivo en los siguientes exámenes:

• Resonancia magnética del cerebro que muestra edema cerebral o destrucción de parte de las células nerviosas (desmielinización)
• Niveles más altos de glóbulos blancos específicos (células T CD4) en comparación con otros tipos de glóbulos blancos (células T CD8)
• Glóbulos blancos específicos (linfocitos) que contienen formas activas de VEB o HHV-6

Tratamiento

En la actualidad no existe cura para el síndrome de fatiga crónica; más bien se tratan los síntomas.

Muchas personas con este trastorno experimentan depresión y otros problemas psicológicos que pueden mejorar con tratamiento.

En conjunto, la mejor estrategia para el tratamiento abarca una combinación de lo siguiente:

• Una alimentación saludable
• Fármacos antidepresivos en algunos casos, por lo regular antidepresivos tricíclicos en dosis bajas
• Terapia cognitivo-conductual (TCC) y ejercicio gradual para ciertos pacientes
• Medicación
• Técnicas de manejo del sueño

Trabaje de la mano con su médico para encontrar un nivel de actividad que usted puede manejar. Luego, incremente gradualmente este nivel. El manejo de la actividad debe consistir en:

• Evitar hacer demasiado en los días cuando usted se siente cansado
• Balancear el tiempo entre la actividad, el reposo y el sueño
• Dividir las tareas grandes en tareas menores y más manejables
• Repartir las tareas de mayor desafío a lo largo de la semana

Las técnicas de relajación y reducción del estrés pueden ser útiles en el manejo del dolor crónico y la fatiga. Sin embargo, no sirven como tratamiento principal para el síndrome de fatiga crónica. Existen muchas técnicas de relajación disponibles, incluyendo:

• Biorretroalimentación
• Ejercicios de respiración profunda
• Hipnosis
• Terapia con masajes
• Meditación
• Técnicas de relajación muscular
• Yoga

Algunos de los tratamientos propuestos incluyen:

• Medicamentos para disminuir el dolor, el malestar y la fiebre
• Medicamentos para tratar la ansiedad (ansiolíticos)
• Medicamentos para tratar la depresión (antidepresivos)

Algunos medicamentos pueden causar reacciones adversas o efectos secundarios peores que los síntomas originales del síndrome de fatiga crónica.

A los pacientes afectados por este síndrome se los invita a mantener una vida social activa. El ejercicio físico suave también puede ser útil.

Pronóstico

El pronóstico a largo plazo para los pacientes con el síndrome de fatiga crónica varía y es difícil de predecir cuando los síntomas comienzan por primera vez.

Algunos pacientes se recuperan completamente después de 6 meses hasta un año. Otros pueden tardar más tiempo para lograr una recuperación total.

Algunos pacientes nunca retornan al estado anterior a la enfermedad. En la mayoría de los estudios, se informa que los pacientes tratados en un programa de rehabilitación exhaustivo tienen mayor probabilidad de recuperarse por completo que aquellos pacientes que no buscan tratamiento.

Complicaciones

• Depresión (relacionada tanto con los síntomas como con la falta de diagnóstico)
• Restricciones en el estilo de vida (algunas personas sienten tanta fatiga que quedan prácticamente incapacitadas durante el curso de la enfermedad)
• Efectos secundarios y reacciones adversas a tratamientos farmacológicos
• Aislamiento social causado por la fatiga

 

 


Ads



¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto