Síndrome de Sensibilización Central

El TSJM mantiene la limitación de las concentraciones en Sol

 Consulta la portada de EL PAÍS, edición nacional, del viernes 11 de mayo de 2012  »

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha tumbado el recurso contra la limitación horaria impuesta por la Delegación del Gobierno a las concentraciones de la Puerta del Sol para el primer aniversario del 15-M. El tribunal madrileño no ha llegado ni a valorar quién tiene razón en este pulso por el derecho de manifestación y reunión entre un particular, convocante de la protesta y afín al movimiento, y la institución que dirige Cristina Cifuentes, ya que no ha admitido a trámite el recurso por una cuestión formal: se presentó fuera de tiempo.

En una breve nota de prensa difundida a primera hora de la tarde, TSJM informa de que "ha declarado la inadmisibilidad por extemporáneo delrecurso contencioso-administrativo interpuesto por Roberto Moncho Agud contra la resolución de la Delegada del Gobierno para la concentración del próximo 15-M en Sol". Previamente, se había celebrado la vista en la sección novena de lo contencioso-administrativo del TSJM —la que trata los asuntos sobre derechos fundamentales—.

En la cita, la Fiscalía de Madrid respaldó el recurso contra la decisión administraciones y rechazó la limitación por considerar que "carece de justificación" al no haberse acreditado "ningún peligro para personas y bienes". Según la ley, solo se puede limitar o prohibir el derecho de reunión y manifestación cuando existe una previsión fundada y razonada de dicho peligro. Tras escuchar los argumentos de las partes, se esperaba que los tres magistrados que componen la sala deliberaran y redactaran el fallo para darlos a conocer mañana a las diez de la mañana, pero finalmente los magistrados han dado la razón a la Abogacía del Estado, que en la vista alegó que el recurso fue presentado una vez cumplido el plazo de 48 horas citado en la resolución de la Delegación. El representante legal del recurrente, Javier Mestre, aseguró que presentó su escrito en plazo y ante el Juzgado de Guardia.

La vista sobre el recurso presentado por Moncho se celebró a las nueve y media de la mañana. Este ciudadano pidió a la Delegación permiso para que un "grupo de amigos" de unas 20 personas celebraran una "reunión" en Sol "desde las 00.00 del 12 de mayo hasta las 23.59 del 15 de mayo", es decir, 96 horas ininterrumpidas, con el objeto de "planificar las protestas pacíficas" contra los recortes del Estado de Bienestar y contra la corrupción institucional.

La Delegación del Gobierno acordó autorizar las concentraciones con limitación horaria: de cinco de la tarde a diez de la noche el 12 de mayo, debido a la existencia de otra convocatoria previa en horario de mañana de enfermos de fibromialgia,..

..y de doce de la mañana a diez de la noche los días 13, 14 y 15 de mayo. La Delegación argumentó que "la presencia en dicha plaza de un grupo de personas indeterminado durante un periodo tan prolongado implica merma de los derechos del resto de la ciudadanía y un evidente perjuicio para las actividades comerciales y de ocio". A su juicio, esgrimió que recortar el horario no supone merma o menoscabo al derecho de reunión.

Durante la vista en el TSJM, que duró unos 40 minutos, el Ministerio Público apoyó "en todos sus términos" el recurso del solicitante contra la decisión de la institución administrativa y pidió que se admita por considerarlo "ajustado a derecho". También estimó que es "una incongruencia" que se restrinja el derecho de reunión para "evitar un perjuicio a las actividades de comercio y ocio de la zona" y se autoricen las concentraciones de doce de la mañana a diez de la noche en horario comercial. Por su parte, el abogado del convocante pidió que prevalezca el derecho de reunión de los ciudadanos frente a la limitación en los horarios establecida por la Delegación del Gobierno "sin fundamentación alguna". El recurso lo redactó una abogada mallorquina y al despacho Bufet Almeida se le encargó ayer la vista oral, según cuenta el bufete en su Twitter.

"No se puede poner la venda sin que haya herida", alegó Mestre, que reclamó que se respete el derecho de los ciudadanos a "reunirse" para "trabajar y reflexionar" en Sol "pacíficamente", como lo hicieron el año pasado. El abogado del Estado, en representación de la Delegación del Gobierno en Madrid, sostuvo que el derecho de reunión no es "absoluto", sino que "tiene límites" y debe aplicarse "con proporcionalidad y racionaldad" dentro del sistema de derechos fundamentales. Para esta parte, la ocupación "con carácter semipermanente" de una vía pública como Sol durante cuatro días "no está debidamente justificada" y, en su opinión, "encubre finalidades distintas del derecho de reunión".


Ads



¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto