Fibromialgia

VALORACIÓN MÉDICA DE LA INCAPACIDAD CAUSADA POR LA IMPRONTA DE LA FIBROMBIALGIA A NIVEL PERSONAL, FAMILIAR Y LABORAL.

 http://www.comentariosmedicos.com/documentos/IncapacidadCausadaImprontaFibromialgia.pdf

 

VALORACIÓN MÉDICA DE LA INCAPACIDAD CAUSADA POR LA IMPRONTA DE LA FIBROMIALGIA A NIVEL PERSONAL, FAMILIAR Y LABORAL. 

CONSTELACIÓN PATOLÓGICA DE LA FIBROMIALGIA. 

HISTORIA CLÍNICA E INFORME MÉDICO PERICIAL.

 

José Alfredo Ojeda Gil 

Doctor en Medicina y Cirugía.
Especialista en Traumatología y Ortopedia 
Especialista en Cirugía General. 
Diplomado en Valoración de Daño Corporal 
Director y Coordinador del Centro de Traumatología Teldense. 
Gabinete de Valoración del Daño Corporal. 

 

  Niveles afectados ............................................................................ 1 

  Incapacidad..................................................................................... 2 

  Incapacidad Permanente Parcial..................................................... 3 

  Incapacidad Permanente Total....................................................... 4 

  Incapacidad Permanente Absoluta.................................................. 4 

  Gran Invalidez ................................................................................ 5 

  Discapacidad................................................................................... 5 

  Valoración del grado de Incapacidad .............................................. 6 

  Protocolo para del diagnóstico de la Fibromialgia ........................... 7 

  Test de Depresión de Beck .......................................................... 10 

  Escalas de autovaloración, (modificado de FIQ) ........................... 16 

  Formas de presentación de la Fibromialgia.................................. 17 

  Diagnóstico diferencial .................................................................. 18 

  Constelación patológica de la fibromialgia..................................... 20 

  Historia clínica en paciente fibromiálgico....................................... 21 

  Informe Médico Pericial en paciente fibromiálgico......................... 24 

  Sentencias .................................................................................... 26 

  Bibliografía .................................................................................... 32 3

 

 

I.- NIVELES AFECTADOS 

 

A NIVEL PERSONAL 

Hay un “antes” y un “después” en el momento que se  confirma el diagnóstico de Fibromialgia. La mayoría de los pacientes ya lo sospechan pero hasta su confirmación, han tenido que convivir con el hecho de que desde su propio entorno fuera considerado como una persona nerviosa, histérica o egoísta y que una vez hecho el diagnóstico, se encontraría al final de su peregrinaje, pero solo puede decir lo que le han dicho, que se trata de una enfermedad crónica que se presenta con diferentes cuadros clínicos, orgánicos o psíquicos. 

 

A NIVEL FAMILIAR 

Aquellas personas que tienen que prestarle ayuda física y moral, no lo hacen porque no se les ha explicado la repercusión que la fibromialgia causa al paciente en todos lo niveles orgánicos y psíquicos, y esto ocasiona el “derrumbe del paciente”. Es por lo que se hace necesario mentalizar a la familia y demás personas que conviven con el enfermo, de los dolores y de un largo etcétera que presenta el paciente fibromiálgico.  

 

A NIVEL LABORAL

La incapacidad, (lat. Incapaz. Falta de capacidad o potencia para el trabajo especialmente),  se refiere a una o varias acciones que no se pueden realizar. La discapacidad, (se refiere a discapacitado, minusválido), va referido al conjunto de la persona. 

 Por ejemplo, un violinista al que le han tenido que amputar tres dedos de su mano, le origina una incapacidad total para tocar el violín, y una discapacidad de la persona de un 7%.  

La INCAPACIDAD será valorada por la Judicatura, pudiendo ser: 

1. Incapacidad Permanente Parcial. 

2. Incapacidad Permanente Total. 

3. Incapacidad Permanente Absoluta. 

4. Gran Invalidez  con ayuda de una o más personas. Presentando simil, según CIDDM, (Calificación Internacional de Deficiencias y Minusvalías), dado por la OMS: 1º ninguno, 2º ligero, 3º severo,4º completo. 

 

Dependiendo de las valoraciones obtenidas por el perito, que al realizarla, tendrá en cuenta: 

1. El momento de efectuarla. 

2. Disponer de todo el historial médico del paciente y pruebas que puedan objetivar un diagnóstico, en caso de carecer de las mismas se tendrán que solicitar.  

3. En el caso de hacerla retroactiva, disponer de documentación médica fehaciente y acreditativa del historial clínico y pruebas realizadas. Es lo que constituirá un “Dictamen de Valoración”. En  estas circunstancias el perito tiene que ser muy cauto, precisando cada afección demostrada del paciente, e intentando darle la valoración oportuna. 

4. En caso de tener que valorar una gran invalidez, en la que se tenga necesidad de una o más personas, para cuidar al paciente, tendremos en cuenta las tablas del AMA, o las citadas en el Real Decreto 1971/1999, o seguir el Baremo Internacional de Invalideces de Luis Melennec.  

5. La peritación ideal debe ser, objetiva, concisa, coherente y completa. 

 

1.- Incapacidad Permanente Parcial. para la profesión habitual Cualquiera que sea su etiología, bien de accidente de trabajo, bien de enfermedad común, es la que sin alcanzar el grado de total, ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 33% de su rendimiento normal para dicha profesión, sin impedirle la realización de tareas fundamentales de la misma; y el hecho de que el trabajador sea cambiado de puesto de trabajo o de funciones, no es dato suficiente de que pueda derivarse la imposibilidad de realizar con eficacia el trabajo habitual, ni la existencia de una merma en la capacidad laboral no inferior al 33% de la normal. (TSJCA, Cataluña, 1991, 5 de Abril). 

Para que el estado residual del trabajador pueda subsumirse en el grado de incapacidad permanente parcial para la profesión habitual, es necesario que las secuelas le produzcan una disminución de su rendimiento laboral superior al 33% del que venía siendo habitual en su actividad. (TSJCA, Asturias, 1991, 5 de Abril). 

 El perito médico, tendrá que enfrentarse al concepto del que representa el déficit del 33% en cualquier clase de trabajo. 

 Se podrán valorar, teniendo en cuenta los bloques  anatómicos que intervienen en la labor a realizar:  

 1.- Cabeza: pérdida de memoria, mareos, vértigos. 

 2.- Columna vertebral: cervical, dorsal, lumbar.  

 3.- Extremidades superiores. 

 4.- Extremidades inferiores.  

Para la valoración de los bloques anatómicos se podrá tener la base de las Tablas de la A.M.A. y el Real Decreto 1971/99.

 Para la valoración articular se podrá aplicar la fórmula aceptada internacionalmente y que parece ser más asequible al concepto práctico de Valoración del Déficit de cualquier articulación.

El valor medio máximo nos la dan las tablas de la A.M.A., el Real Decreto 

1971/99, o bien la valoración de la contralateral, si existiera.

 

2.- Incapacidad Permanente Total para la profesión habitual. Inhabilitación del trabajador para la realización de todas o de las tareas fundamentales de su profesión, siempre que pueda dedicarse a otras distintas. (TSJ, Cataluña, 1992, 2 de Marzo).  Limitaciones funcionales graves objetivas y definitivas por enfermedad o por accidente que inhabilitan para realizar tareas  esenciales de la profesión habitual. (TS, 1990, 22 de Enero).  Pérdida de habilidad que, según venimos diciendo (por ejemplo sentencias 23 de Septiembre de 1992 y 21 de Octubre de 1992), no alcanza sólo a los supuestos de imposibilidad material de efectuar esas labores básicas, sino también cuando se carece ya de aptitud para ejecutarlas con rentabilidad empresarial o alteran su estado de salud en forma no episódica. (TSJ, País Vasco, 1993, 13 Enero). 

 

3.- Incapacidad Permanente Absoluta. Se entenderá por incapacidad permanente absoluta para todo trabajo la que inhabilite por completo al trabajador para toda profesión u oficio. (TS, 1990, 22 de Enero). Inválido absoluto es aquél que carece de posibilidades reales de actuación profesional, con asistencia habitual al lugar de trabajo, prestación de una jornada y atención a una tarea. (TS, 1984, 16 de Febrero). Puesto que la prestación de un oficio, por liviano o sedentario que sea, comporta profesionalidad, rendimiento y eficacia de modo continuo durante toda la jornada laboral (STS, 23 de Febrero de 1990), es por lo que la inhabilitación para el trabajo debe entenderse como absoluta si las lesiones sólo consienten quehaceres determinados y livianos con afán de superación y de sobreponerse al dolor más allá de lo que es exigible como normal diligencia (STS, 4 de Diciembre de 1989). (STSJ, Galicia, 1993, 12 de Febrero). 

 

4.- Gran Invalidez. Situación del trabajador afecto de incapacidad permanente total o absoluta y que, por consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales, necesite la asistencia de otra persona para realizar los actos más esenciales de la vida como vestirse, desplazarse, comer o análogos, habiéndose afirmado por esta Sala en sus sentencias de 3 de Octubre de 1968 y 12 de Diciembre de 1972, entre otras, que el concepto de la gran invalidez lo perfila la norma legislativa haciendo una enumeración de determinados actos por vía enunciativa, remitiendo después a la analogía, lo que permite definir como acto esencial para la vida el que se encamina a la satisfacción de una necesidad primaria e ineludible para poder fisiológicamente subsistir o para ejecutar aquellos actos indispensables en la guarda de la dignidad, higiene y decoro debiéndose añadir “y de relación con los demás”, que corresponde a la humana convivencia. (TS, 1985, 11 de Junio). 

 La gran invalidez requiere que, como consecuencia  de pérdidas anatómicas o funcionales, se necesite la asistencia de otra persona para realizar los actos más elementales de la vida, definidos éstos como aquellos que van  encaminados a la satisfacción de una necesidad primaria e ineludible para poder, fisiológicamente, subsistir, concatenándose no con el oficio que desempeñara el trabajador sino con las más elementales necesidades del ordinario vivir. (TSJ, Canarias, 1991, 6 de Junio).

 

Discapacidad 

 Si tenemos que valorar la discapacidad de una persona en relación al Real Decreto 1971/1999 de 23 de Diciembre de Procedimientos para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de minusvalía, no encontramos la Fibromialgia como enfermedad discapacitante, pero sí que se puede valorar cada una de las discapacidades que presenta en las diferentes localizaciones fibromiálgicas, (déficits articulares, neuropatías, radiculopatías,etc). Se hace la suma de las discapacidades obtenidas aplicando la Tabla de Valores Combinados, y obtendremos la discapacidad que presenta el paciente. 

 

II.- VALORACIÓN DEL GRADO DE INCAPACIDAD CONSECUENTE A LA FIBROMIALGIA.

Para leer más pincha aquí